“Hey! sigueme en #Twitter como @CesarAzmitia, les prometo: #AZmagazine, #AZquotes, #GTD,…”

vía AZquotes http://ift.tt/2zRlEjp

Anuncios

Conducir en El Salvador es conducir a El Salvador.

La forma en que conducimos en El Salvador es muy similar a la forma en que conducimos a El Salvador…como votantes.

Todos nos quejamos de la situación actual de la política, igual que del tráfico pero…

Ocupamos el carril más rápido, mientras vamos sin prisa, maquillándose o hablando por teléfono, o simplemente manejando como si no hubiera un destino o un mañana.

Nos quejábamos de las calles en que no cabemos, pero si construyen nuevas, nos quejamos peor.

¿Estacionarnos en el carril derecho? Puesí, si todo el mundo lo hace. ¿Y el peatón? ¿Ah, que hay peatones?!

No respetamos las señales, dobles líneas, ni los altos pero, ¡cuánto nos molestamos cuando no podemos pasar por un accidente!

Ocasionalmente avisamos a los demás hacia donde cruzamos, las vías no se encienden nunca o se encienden tarde, pero ¡que desconsiderados los demás que no dan el frenazo para “darme chance”!

En fin, hacemos lo mismo uno y otro día, pero esperamos resultados distintos, que las cosas, la gente, las calles “deberían de cambiar”, “tener más educación” o “mejorar su cultura” cuando tú también sos parte de ella.

Se viene un teatro electoral, quizás el más grande que hayamos visto en nuestra generación, pero es nuestra elección digerirlo o no, creerlo (otra vez) o no. Dejar de esperar que alguien prepare un “Mejor El Salvador”, cuando en realidad es El Salvador el que merece mejores salvadoreños, podemos empezar dejando de creer lo mismo (conceptos, colores, predisposiciones) que lleva a hacer lo mismo, simplemente porque el resultado será…lo mismo.

Es una buena época para empezar a conducir diferente, en nuestro país y a nuestro país, como ciudadanos al volante.

AZ⚡️

vía AZquotes http://ift.tt/2zbTwHu